Pulsera colgante




Hola de nuevo!
Hoy vengo con un capricho más. Esta pulsera se la vi (no exactamente igual pero parecida) a Elisita, la autora del blog La burbuja de Eli.
Me pareció super mona y muy fácil de hacer así que me dije ¡manos a la obra!, compré los materiales, busqué un hueco y me puse a ello. Como no, hice fotitos del proceso para poder compartirlo con mis queridos bloguer@s y que todos podamos disfrutar de la increíble creatividad de Eli.  Dicho esto:  allá vamos!!!









Para comenzar pondremos las anillas tanto a la entrepieza redonda como a los colgantes. Yo he puesto una anilla a la entrepieza pero podéis prescindir totalmente de ella (la verdad es que es innecesaria, todavía me pregunto por qué lo hice yo jejeje)






Una vez hecho esto procedemos a enganchar  los colgantes a la entrepieza con ayuda de unos alicates. Hay que intentar que las anillas queden bien cerradas para que no perdamos los colgantes, tened en cuenta que al ser una pulsera los colgantes van a sufrir mucho el roce de las mangas etc etc...



 Cortamos 6 cordones de cuero de la medida de nuestra muñeca (¡ojo!, en mi entrepieza entran  6 pero si la vuestra es más grande o más pequeña, o el cuero es de diferente grosor, el número de cordones variará). La combinación de colores os la dejo a vuestra elección, yo he optado por la simetría, así que he elegido 3 marrones y 3 aguamarina.






Ahora el paso más sencillo, introducimos  la entrepieza por los cordones, abarcándolos todos con ella.




Pegamos los capuchones (o terminaciones) a los cordones. Creo que nunca he mencionado el tipo de pegamento que uso para mis abalorios... Bueno en todo caso, uso uno de la marca Ceys que pega metal con cuero. Me lo recomendaron los chicos del Leroy merlín y la verdad es que es mucho mejor que el loctite ( que era el que usaba antes y con el que se me despegaba todo).





Ponemos una anilla a cada capuchón y luego otra que enganche a las 3. He decidido hacerlo así porque le da un aspecto de cadena al final a la pulsera pero vosotros podéis poner una super arandela que sea lo suficientemente grande para sujetar las tres terminaciones.
Otra opción sería optar por otra clase de cierre como imán o los de enganche, que sujetan todas las cuerdas a la vez.





¡Et voilá! pulsera terminada,  ahora os toca a vosotros haceros una, ¿Qué colores y colgantes habéis elegido?



2 comentarios:

  1. Cambio de look...me gusta

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAAJAJAJ!!!!!
    Me encantaaaaa!!!! Y que buena inspiración eh!!! ;P
    Besitos preciosa!!!!

    ResponderEliminar