Colgante corazón de fimo: Especial San Valentín


Muy buena semana de los enamorados mis bellas flores!

Bueno, bueno... estamos a una semanita de San Valentín. Unos dicen que es un invento de ciertos grandes almacenes pero la verdad es que cuenta la leyenda que San Valentín era un sacerdote que casaba a los enamorados a espaldas de no se qué rey malvado... El caso es que hoy en día a las chicas nos encanta que nos regalen alguna cosilla, que no necesariamente tiene que ser algo super mega caro ¿no? Así que, hoy en honor a todas aquellas a las que les guste las cosas con sentimentalismo, os presento el corazón besucón, con dos partes que se están dando un beso y que  se puede poner junto o por separado...

Y ya para no darle más vueltas al tema, hoy, en honor a ese golfillo cegato como es Cupido, os enseño un paso a paso muy románticón que espero os guste:











Para empezar, como siempre cortamos un poco de fimo y lo amasamos bien hasta que esté manejable.














En un trozo de papel dibujamos nuestro patrón del corazón. Esto nos servirá de guía.














Aplastamos el fimo hasta conseguir el grosor que queramos. 
Como siempre os digo; si no tenéis todas las herramientas de fimo que hay en el mercado no hay que preocuparse, con un boli plano y un poco de papel de horno es suficiente para aplanarlo sin que se nos pegue a la mesa.









Colocamos nuestra plantilla encima del fimo y lo cortamos con un cúter o algo similar.

Aquellas afortunadas con algún corta-pastas con forma de corazón pueden aprovecharlo, pero siempre os voy a recomendar no usar esos objetos para cortar comida nunca más.












 Con un lápiz marcamos las líneas  para que se queden impresas en el fimo, no hace falta hacerlo muy fuerte solo un poquitín.














Nos deberá quedar algo como esto:















Una vez satisfechas, cortaremos el corazón por la mitad con muuucho cuidado.













Con el mismo lápiz hacemos dos agujeros simétricos para poder introducir un cordón. 
Recomendación: Haced los agujeros lo suficientemente grandes no os vaya a pasar como a mí que luego eran tan ridículos que me pasé más tiempo agrandándolos que haciendo el  propio colgante.










Hornearemos el fimo durante 20 minutos a 180º.

Una vez frío pasmos a pintarle los ojos con un rotulador permanente.









Este más que un tutorial es una idea, pero si os gusta y seguís todos los pasos conseguiréis algo como esto:



Los morritos son lo más complicado pero al final queda bien gracioso el corazón...
Por cierto esto es idea de mi compañero de piso, o medio idea, ya que el soltó algo parecido y a mi se me ocurrió esto ..pero ya sabéis, o lo nombro o lo mismo me quedan días de quejas...


Pues esto es todo muchachas! Espero que os haya gustado y que me dejéis muchos comentarios amorosos!!
Felíz San Valentín y feliz semana!







4 comentarios:

  1. Ooooh, es precioso. Me encanta <3 La verdad es que parece muy fácil y encima baratito :P

    ¡¡Gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito te ha quedado!! Los morritos me encantan...jejeje

    ResponderEliminar
  3. Me acabo de hacer seguidora de tu blog,me encanta las cositas que haces,pasate por mi blog de bisuteria vintage te gustara http://lostesorosdecamabella.blogspot.com

    ResponderEliminar