Degradados en fimo I: Dos colores


Hola chicas!

Siento este abandono vacacional... se que ha sido un poco largo pero las circunstancias me han impedido publicar antes... Lo cierto es que mi musa me ha abandonado un poco tras las vacaciones y la verdad es que he tenido mucho jaleo en el trabajo también... Pero bueno la buena noticia es que sigo publicando de vez en cuando y que no os abandono del todo...

Hoy os voy a enseñar una técnica, que por qué no decirlo, a mi me ha costado dominar, como siempre os digo cuando publico un tutorial de fimo, es algo que me ha hecho estropear mucho fimo y darle muchas vueltas al asunto...

Antes de comenzar quiero deciros que en este tutorial yo he usado una "pasta machine", es decir una máquina para hacer pasta casera, pero que el tutorial se puede seguir también si tenemos un simple rodillo solo que, claro está,  el proceso es mucho más costoso y sobre todo mas largo.






Lo primero que tenemos que hacer es amasar bien el fimo, Siempre tiene que estar lo suficientemente moldeable como para que no se nos parta al manipularlo.




Una vez manejable, lo aplastaremos con la máquina o con el rodillo hasta formar una lámina de uno o dos milimetros de grosor.

Haremos dos rectángulos, uno para cada color, del mismo tamaño.


Ahora tenemos que cortarlos. Ojo con el corte porque no debe ser totalmente diagonal, debe quedaros un trapecio rectángulo como en la siguiente imagen, :


 Después montaremos las dos partes de cada color, una sobre la otra.


Una vez hecho lo mismo con cada color, los juntamos. 
Habrá que hacer un poco de presión para que no se nos suelten a la hora de manipularlos.


Es el momento de darle la primera pasada con la máquina o con el rodillo. fijaros bien en la postura del fimo porque siempre lo vamos a amasar así.

Si usamos la máquina le pondremos una apertura ancha, en la mía era el 4. 


Una vez pasada por la maquina o con el rodillo, la doblamos por la mitad como os muestro en la imagen, y la volvemos a pasar. Chicas!, recordad que esta es la postura, siempre horizontal, nada de ponerlo vertical.


Realizaremos el mismo proceso de doblar, pasarlo por la máquina, volver a doblar por la mitad y volverlo a pasar por máquina (o con el rodillo) de manera continua, si usamos máquina estrechándola gradualmente para que nos salgan láminas cada vez más finas. Si usamos un rodillo, cada vez tendremos que ir aplástandolo más.
Poco a poco iremos viendo que los colores se mezclan y se van degradando.




Tras repetir el proceso en múltiples ocasiones (tantas como sea necesario, en mi caso unas 30 o así) tendremos el degradado listo:


Con este tipo de degradado se pueden hacer múltiples efectos al trabajar con el fimo y suele quedar bastante profesional...

En otro tutorial os pondré algún ejemplo de las cosas que podemos hacer con esta técnica, por cierto! os anuncio que habrá un tutorial de degradado en fimo con más colores a la vez... 

Espero que os haya gustado y que encontréis útil el tutorial, Un besazo muy fuerte!




Si no te quieres perder nada de nada ¡¡suscríbete ahora mismo y no te pierdas detalle!!


3 comentarios:

  1. Nunca he usado Fimo pero viendo este precioso resultado me dan ganas de volverme loca y ponerme manos a la obra :)

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado mucho esa técnica, gracias guapísima!!, los cabuchones quedarán preciosos!!!
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!! Te hemos nominado a un premio en nuestro blog

    http://lamodanoesgastoesestilo.blogspot.com.es/2014/10/premio-lovely-awards-blog.html

    ResponderEliminar

¿Te unes?