Fimo casero: Masa de sal (Receta perfecta)



Hola chicas!

Hoy la cosa va de ahorro. Muchas veces buscando Fimo me dejo un riñón, en cuanto compro más de tres colores a mi me duele hasta el alma  al pagar. Algunas me diréis, ¡Pero Laura! si son solo dos euros y medio.. Si... Y la de cosas que podemos disfrutar con esos dos euros y medio el paquete....
Y es por eso, porque soy una rata integral por lo que me lancé a la aventura de buscar sustitutos al Fimo.
En mi ardua búsqueda descubrí una receta con sólo unos cuantos ingredientes que todos que tenemos en la cocina que termina siendo un perfecto sustitutos, con algunos peros, pero no deja de sustituir y es al menos muy útil para empezar a manejar Fimo y no morir del susto cuando lo estropeas y tienes que tirarlo... Además apuesto lo que queráis a que esto es ideal para jugar con los peques, no es nada caro y encima mancha, les encantará :).
Si estáis empezando moldear y no queréis estropear más fimo o tenéis peques a los que entretener os recomiendo seguir esta entrada, ¡creo que os va a gustar chicas!




Vamos a necesitar tan sólo 50 mg de harina, 25mg de sal, un poco de agua y un Bol. Si queréis más cantidad simplemente doblar las cantidades.

Comenzaremos mezclando estos tres elementos en un bol. Os recomiendo  empezar moviendo la mezcla con una cuchara y una vez que esté consistente ya podemos pasar a meter las manos y pringarnos un poco.




Hay que amasar la masa bien, ¡no seáis vagas!. Darle con ganas hasta que no se quede pegada en las manos. Si necesitáis mas harina o agua id añadiéndola. Nos deberá quedar algo similar a la plastilina.



Una vez que tengáis la masa lista simplemente debemos darle forma. Yo he hecho bolas para un collar.



Ahora ¡He aquí la complicación!, Tenemos dos formas de secar esta masa y a las dos las pongo un "pero" . Una de ellas es dejarla al sol tal cual, la otra es hornearla un poco como hacemos con el Fimo.


Al secarla al sol a mí las bolas me perdieron forma, además hay que estar continuamente dándoles la vuelta para que se sequen por igual.
Al secarla al horno, algunas de las bolas se me cuartearon como si fuese pan...

La solución que encontré fue meterlas en el horno a temperatura fuerte durante no más de 5 minutos y terminar de secarla al sol... O lo que es lo mismo, una combinación...

Todo esto seguro que depende de vuestro horno, así que simplemente experimentad con temperaturas y tiempos hasta que os quede bien.



El resultado es muy logrado...

Para terminar os hablo del color. Se puede mezclar pintura acrílica en la masa inicial para tener diferentes colores. otra solución es pintar la masa después y añadir un poco de barniz, eso ya os lo dejo a vuestra elección. Yo las he pintado después ya que buscaba un efecto distinto.



Y esto es todo! Podéis experimentar e intentad hacer diferentes figuras, el resultado no decepciona, os lo prometo...

Comentadme qué os ha parecido el truqui-ahorro, si os animáis a hacerlo, decidme  cómo os queda el resultado y si perfeccionáis la receta, compartidla con todos nosotros!

Espero que os haya gustado mucho el tuto, y ¡nos leemos en el próximo post!

Muchos besos







 

Si no te quieres perder nada de nada ¡¡suscríbete ahora mismo y no te pierdas detalle!!

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te unes?